Chimpa: La fortaleza del Colca (Informe especial)

Ay, se nota que son de Lima, dice la mujer de los desayunos en modo de reprimenda, como si venir de la ciudad explicara o fuera la razón principal para que ese par de viajeros -entusiastas, empeñosos, ¿sin suficiente físico?-, decidiera emprender camino –un camino que, según cuentan, es exageradamente empinado- justo cuando el Sol brilla de lo lindo en el cielo.

info chimpa1

Y la mujer, que no le tiene excesiva fe a los pocos limeños que visitan su pueblo, Madrigal, el último distrito de la margen derecha del Valle y el Cañón del Colca, aprovecha la distracción ocasionada por sus platos de arroz con huevo, para propinarle a los hambrientos visitantes un par de jalones de oreja verbales. “Como se les ocurre venir tan tarde. Van a sufrir para llegar a la fortaleza de Chimpa”.

Ese es el destino. Tres horas de caminata. Pura subida, les habían dicho, acaso queriéndoles meter miedo en Chivay, la capital de la provincia de Caylloma (a 30 kilómetro de Madrigal). ¿Sería cierto? ¿Valdría la pena? Poco se sabe de Chimpa, la fortaleza prehispánica erigida en lo alto de una montaña por los collaguas, uno de los pueblos ancestrales del Colca.

info chimpa2

“No se vayan a perder”, es la despedida optimista de la mujer de los desayunos. Una dosis de sarcasmo antes de dejar Madrigal, pueblo sosegado y acaso fantasmal a 3 262 m.s.n.m. Los viajeros –que no arrugan ante los duelos verbales- responden que no tienen la más mínima intención de perderse, que aunque sea gateando ascenderán a Chimpa y que no estaría mal que ella deje de hablar y vaya preparando el almuerzo.

Partir en un taxi. Acercarse al resto arqueológico. Un río y un puente. Subir. Andenes, montañas, tumbas antiguas. Regocijando la vista con el verdor hijo de la lluvia. Hora y media. No era tan difícil. Nadie se pierde. Chimpa, una silla de piedra, unas maquetas de piedra, una pared larguísima –de piedra- que lo rodea todo y un guardaparque, Simeón, –que no es de piedra-, guiando a los viajeros a un mirador.

info chimpa3

El cañón y el río. Panorama de profundidad. Es hermoso. Es espectacular. Es la tentación al vacío. “A veces se ven cóndores. Bien bajito pasan”, anuncia Simeón con entusiasmo; entonces, hay una razón para esperar en Chimpa. Ahora hay que mirar el cielo y confiar en que el ave carroñera más grande del planeta, muestre su majestuosidad. Paciencia. Tranquilidad. No desesperarse. Ya aparecerá.

info chimpa4

Cómo llegar

- Desde Chivay por carretera. Los buses parten del terminal de buses. También hay colectivos en el centro de la capital de Caylloma. En la ruta se descubren los otros pueblos de la margen derecha: Coporaque, Ichupampa y Lari.
- A Chivay se llega por carretera (asfaltada) desde Arequipa. El viaje dura tres horas aproximadamente. Los buses parten del Terrapuerto de la Ciudad Blanca. Distancia: 151 kilómetros.

Dónde Dormir

- En Madrigal hay hospedajes sin grandes comodidades. También se puede acampar donde se inicia el ascenso a Chimpa.

- Si busca más comodidad podría optar por hospedarse en Chivay.

Qué más conocer en el Colca

- Cruz del Cóndor, el mirador más famoso del cañón. Ideal para ver el cóndor.

- Iglesia de Lari, conocida como la “Catedral” del Colca.

- Andenaría prehispánica: todo el cañón muestra una profusa andenería.

Por: Rolly Valdivia Chávez
INFOTUR PERÚ

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Martes, 18 Abril 2017 22:17

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

© 2017 Infotur Perú. Todos los Derechos Reservados por GRUPO GLOBAL S.A.C.

Solución web por Pumahostweb