Peruanos en el Mundo: informando a los latinos en Tokio

Miércoles, 30 Noviembre 2016 06:30

Japón es un país que se destaca en el continente asiático por su avanzado desarrollo tecnológico, esta isla de 130 millones de habitantes basa su riqueza en su ética por el trabajo. Los peruanos en Japón representan la mayoría de inmigrantes hispano hablantes. Un gran porcentaje de los compatriotas viven entre el cinturón industrial conformado por las ciudades de Tokio, Nagoya y Osaka.

Es domingo y en el centro de Tokio se esta realizando una feria latina, para nuestra sorpresa la presencia de kioscos de comida peruana es cuantiosa. El encargado de poner la música a este evento es DJ Lando del Perú quien empieza la fiesta con la picardía criolla de las peñas del fin de semana.

Dentro de la multitud de la feria latina encontramos a Ricardo Salazar, uno de los inmigrantes peruanos que vino hace dos décadas atrás. Ricardo ha fundado una página web de noticias para hispanos en este país. Quedamos en encontrarnos con el la mañana siguiente en la estación de tren de Shibuya en el centro de esta megápolis.

Uno de los puntos de encuentro mas populares en Tokio es el monumento al perro Hachiko en la estación de Shibuya. “Cuenta la historia que todos los días el dueño de Hachiko, un anciano casi invidente, venía a la estación de tren y su perro lo esperaba para regresar juntos a casa, el viejo murió y el perro continuo viniendo hasta acá con la esperanza de algún día reencontrarse con su desaparecido dueño”, dice Ricardo.

Las calles de Tokio están repletas de gente, edificios con letreros de neón y plataformas de trenes en el horizonte. “Nos encontramos cerca de la estación de tren de Shibuya y es impresionante ver la cantidad de gente que circula en el centro de Tokio” declara emocionado el periodista peruano.

info pazos5

En medio del ajetreo de personas que van y vienen, vemos algunas damas vestidas con el tradicional kimono. “No es que las mujeres vistan kimono todos los días, es que en ocasiones especiales como hoy (feriado) lo hacen…acá vive lo moderno con lo tradicional” Ricardo explica.

Ricardo vino solo y después trajo a su esposa y a su único hijo. La familia entera se dedica a publicar el semanario de internet “Impacto Semanal” el mismo que sirve a la creciente comunidad peruana en la isla nipona. “Cuando llegue a este país fue un cambio brutal, no sabia japonés y tuve que separarme de mi familia, empecé a trabajar en una empresa automotriz hasta que decidí fundar mi propia empresa audiovisual”, añade Ricardo.

La tierra de los samuráis además es un ejemplo a seguir, luego de que este país quedara en ruinas después de la segunda Guerra mundial, pudo reconstruirse de sus cenizas y convertirse en una de las potencias económicas mundiales. “Casi todo en Japón es diferente: el tráfico es por la izquierda, uno debe quitarse los zapatos al entrar a templos o casas y el costo de vida es exorbitante” nos cuenta Ricardo.

En uno de los andenes de la estación apreciamos el tren bala o Shinkansen, el mismo que puede alcanzar una velocidad de un carro de formula uno: 320 kilómetros por hora. “Los trenes son puntuales y lo que mas me llama la atención es la mentalidad colectiva de la gente, en las horas de mayor tráfico la gente se acomoda para todos puedan viajar en el tren” dice Ricardo.

El distrito financiero de Ginza es conocido por ser la sede de las casas matrices de firmas como Nissan, Sony y Hitachi. A solo unas cuadras se encuentra el palacio imperial donde reside el emperador de Japón. Este país es una monarquía constitucional, la antigua capital del imperio se encontraba en la ciudad de Kioto, declarada patrimonio universal de la humanidad.

Pero no todo es perfecto en Japón, para alcanzar la residencia y ciudadanía uno tiene que tener lazos de sangre con un Japonés “No porque hayas nacido en Japón eres ciudadano, uno de tus padres tendría que haber nacido en la isla y haberte inscrito en el libro del Kosaki” aclara el periodista.

info pazos6

Llegamos a nuestro destino: el área residencial e industrial de Odaiba, nada menos que una isla artificial al frente de Tokio. “Debido a la escasez de tierra, muchas de las áreas urbanas no son mas que superficies ganadas al mar. Odaiba está unida a Tokio por un inmenso Puente de acero” dice Ricardo.

“Por muchos tiempo la vida no nos fue de color de rosa, sino muy complicada, durante 16 años fuimos ilegales y los problemas que tuvimos que enfrentar nos han hecho mas unidos como familia”, declara Ricardo mientras abraza a su esposa Janette y a su hijo Ricky de 17 años de edad.

En la arena de la playa artificial de Odaiba, niños y jóvenes han colocado velas con la forma del anillo olímpico. Tokio será la sede de las olimpiadas del 2020 y este orgullo une nuevamente a sus habitantes “Es increíble que los niños sean los más entusiastas en promover esta justa deportiva”, añade Ricardo, mientras un saxofonista toca una melodía de jazz en una concurrida acera.

Japón tiene la precisión de un reloj suizo, casi por contagio los inmigrantes también tienen una disciplina oriental a toda prueba. “Espero que algún día el Perú llegue a convertirse en algo parecido a esta potencia” declara Ricardo mientras mira la puesta del sol en el horizonte de la capital nipona.

Este artículo es un extracto del libro: "Peruanos en el Mundo: tour I" que se puede adquirir en Amazon.com

Por: Roberto Pazos
www.pazostv.com
INFOTUR PERÚ

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.