Me dicen "El Maestro" y soy Alfarero con orgullo tariqueño Destacado

Tarica es cuna de la artesanía ancashina. Es un distrito al pie de los impresionantes nevados de la Cordillera Blanca, es hogar de hombres y mujeres dedicados a labrar la arcilla para dar forma a personajes de la vida cotidiana y utensilios del hogar. Ellos aprendieron de sus padres y estos de los suyos y así, de generación en generación se transmitió un arte que data desde la Cultura Chavín y, que no deja de impresionar hasta el día de hoy.

“No he nacido en estás tierras, pero me siento un huaracino neto, he adoptado su cultura y sus costumbres. Ahora son mías. He perfeccionado el arte que mi padre me enseñara de muy niño, mezclo tres tipos de arcilla: la roja, la negra y la blanca, para poder llegar a los mil grados de temperatura y que mi trabajo tenga una larga duración. Tengo 64 años y haciendo lo que me gusta siento que tengo 24. Tengo toda la vitalidad que necesito al momento de tocar la arcilla. Es mágico, siento que la tierra me da su energía”.

Mario Quispe sonríe, parece que recordara algo. “Hace poco me han hecho un pedido, tengo que hacer la escultura de un jugador famoso de futbol en tamaño real”. Y prosigue con su trabajo, está terminando de dar los últimos detalles a una pastora mientras me cuenta su vida. ´El Maestro´ nació en Puno y, su niñez la vivió en Cusco -tierra de su padre-, de joven llego junto a su familia al hogar de los nevados, allí se casó con una tariqueña con quien tiene 8 hijos -7 varones y una dama-, e hizo con ellos lo que su padre con él, transmitirles el arte de sus antepasados, no quiere que se pierda esta tradición hecha costumbre, además, dice, es un trabajo honroso que gusta más a los turistas extranjeros que los mismos peruanos.

Íbamos a Carhuaz, a tomar un rico desayuno -invitados por Liz Duran, Directora de Comercio Exterior, Turismo y Artesanía de Ancash (Dircetur Ancash) cuando a tan sólo 30 minutos de Huaraz, llegamos a Taricá, -km 15 de la carretera que lleva a Caraz- detenernos aquí no estaba planificado pero valió la pena, sólo unos minutos bastó para apreciar de cerca su arte.

tarica2

“Me dicen ´el maestro´ -sigue contando Mario- y hago lo que me gusta, soy feliz así. Mis manos moldean todo lo que mis ojos ven, puedo hacer un lanzón monolítico de la Cultura Chavín de menos de 10 centímetros como esculturas que llegan a medir más de dos metros. También me llaman el escultor más veloz, pues hacer una pieza no me lleva ni 5 minutos en el torno”.

Ahora continuamos el viaje, partimos hacía la quebrada de Llanganuco donde se encuentran dos de las lagunas más famosas de Ancash –Orconcocha y Chinancocha- alimentadas por los nevados Huandoy y Huascarán. ¿Qué nuevas sorpresas encontraremos en el camino?

Para pedidos de artesanía se puede comunicar con Mario Quispe al 943-892888

Para contactarse con la Dircetur Ancash puede escribir al siguiente email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fotos y Texto: Elizabeth Gonzales
INFOTUR PERÚ

tarica5

tarica3

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 11 Julio 2017 21:27

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

lima mentor 327x247loop

Hertz

movil air 340x250

© 2017 Infotur Perú. Todos los Derechos Reservados por GRUPO GLOBAL S.A.C.

Solución web por Pumahostweb