Las vírgenes playas de Huarmey Destacado

Siempre que me preguntan por un destino de playas, que sea diferente a las playas del sur de Lima, les recomiendo Tuquillo. Es que desde la primera vez que la visité, hace unos diez años, para una competencia de caza submarina, me doy tiempo, aunque sea un fin de semana al año, para deleitarme de esa mezcla de playas calmas, dunas y gente amable que no he encontrado en otro lugar del litoral.

"Tuquillo" es la playa emblemática de Huarmey, provincia ancashina con una costa preciosa pero desconocida para muchas personas. Llegar hasta aquí no es complicado, está a cuatro horas y media, desde Lima, en bus interprovincial y a una hora de la provincia limeña de Barranca.

Jim Delgado, promotor turístico huarmeyano me hizo la propuesta de recorrer durante dos días sus virginales playas y como junto al mar, uno asocia una deliciosa gastronomía marina, me deje llevar por todas las tentaciones posibles y aquí estoy, listo para visitar "Tuquillo", punto de inicio de cualquier aventura por la zona.

"Tuquillo" se encuentra a 5 km de la ciudad; para llegar hasta ella hay que dirigirse al paradero de colectivos que se encuentra a dos cuadras de la Plaza de la Independencia, que es como su plaza de armas pero que no es la plaza de armas, ahí los colectivos, por dos soles te llevan a la playa.

Esta playa es llamada la piscina del pacífico, por su mar calmo que permite la práctica de pesca y caza submarina. Desde un pequeño mirador se puede divisar la playa en forma de herradura, donde en una de las puntas existen hermosas casas que forman desde hace muchos años el balneario, sobre la playa existen varios famosos restaurantes y sobre la otra punta algunas construcciones nuevas.

Elmer Dueñas, alcalde recientemente elegido y que también nos acompaña en este recorrido, expresa con preocupación que la playa está siendo lotizada y vendida para construir restaurantes y hospedajes en espacios destinados a un proyecto con bulevares y malecones para los visitantes.

Caminar por la arena, a partir de "Tuquillo", nos permite conocer nuevas playas. "Antivito" y "Maracaná" parecen ser una única playa, diferenciadas por el uso que se le da. "Antivito" es una mini playa con buen oleaje, ideal para practicar body board, el proyecto municipal es convertirla en un punto importante para la pesca, caza submarina, ciclismo, trecking y camping. "Maracaná" en cambio es una playa de arena, más extensa, más tranquila, sin restaurantes, donde pareciera que todas las olas se quedaron en "Antivito" dejando este espacio para el descanso.

La mañana termina en la playa "Las Pocitas", un conjunto de pequeñas piscinas formadas en las peñas muy cerca de la orilla que los pobladores disfrutan en familia. Una maravilla.

DE HUARMEY SU CEVICHE

Si usted es un amante del ceviche, pero no ha comido el ceviche huarmeyano, está en falta. No se imagina lo que es este plato que en su composición no lleva pescado sino mariscos de peña como el barquillo, las lapas y el chanque y es marinado con la naranja agria propia de este valle, y donde mejor se prepara, a decir de los conocedores, es en el restaurante "Don Guille" de Guillermo Vílchez, todo un artista que además del ceviche nos prepara una cabrilla a lo macho y un arroz con mariscos. Nos vamos apenados, pero prometemos regresar para el final del día.

SUS VÍRGENES PLAYAS

Si llegar a Tuquillo y disfrutar de sus aguas, a 15 minutos de la ciudad, es una experiencia religiosa, no se imaginan lo que es alejarse del centro para visitar aquellas playas recorridas solo por conocedores.

Es que las playas de Huarmey no empiezan en Tuquillo, sino más al sur, en Bermejo a la altura del km 226 y se extienden hasta Punta Patillos, al norte, en el distrito de Culebras, a la altura del km 318.

Con la camioneta llegamos a dos playas muy parecidas "Los Medaños" y "Los Perdidos". La primera es una extensa playa, que nos cuentan, se puebla de carpas en año nuevo y semana santa por lo que es un destino ideal para campamento. En "Los Perdidos" una camioneta espera a una pareja que camina por la orilla. Las parejas buscan alejarse por estas playas, nos comenta Jim e imagino el porqué de su nombre.

Punta "Los erizos" es preciosa, paisajísticamente es un placer para cualquier fotógrafo que quiera graficar la naturaleza. La isla "Los erizos" es la que le da.su nombre, está tan cerca a la playa que se puede llegar a la isla nadando. El manto blanco que cubre la isla nos revela la presencia de aves guaneras. Unos minutos más adelante se encuentra "El embudo", más literal imposible, una pequeña abertura entre rocas y peñas permite el ingreso del mar antes de convertirse en una gran playa tranquila, serena, turquesa como todas las de esta zona del litoral huarmayino.

Elmer Dueñas sueña con sus proyectos, la idea de estas playas es, que no sean masivas, para seguir conservando su naturaleza virgen y al alcance de solo conocedores. Aquí no hay infraestructura hotelera, ni restaurantes, solo se llega a través de trochas y con camionetas 4 x 4, el proyecto es colocar señalética y hacer campañas de conservación para que los visitantes acampen y se lleven sus desperdicios.

Nuestro viaje por hoy, termina en "Corralones" que debe su nombre a las pequeñas ensenadas de rocas color naranja de donde se puede extraer lapas y barquillos. Al lado de las rocas, se encuentra la playa "Las princesas" un playón de arena con un mar muy calmado, vemos a una familia llegar en su camioneta y armar una carpa, dispuestos a quedarse ei fin de semana.

Mañana nos tocará el sur, ya nos han hablado de "Punta Bermejo" que cuenta con una de "las mejores izquierdas" de nuestro litoral buscadas por surfistas de toda Sudamérica y de "Tamborero", donde se practica el buceo con snorkel y la pesca submarina. Mañana conoceremos el otro lado del paraíso.

Fotos y texto: Luis Yupanqui
INFOTUR PERPU

Valora este artículo
(0 votos)
© 2017 Infotur Perú. Todos los Derechos Reservados por GLOBALTEX PUBLICIDAD SAC

Solución web por Pumahostweb