Imprimir esta página

De la agricultura a la joyería: la experiencia de la Comunidad de Urco Destacado

La Comunidad de Urco se encuentra ubicada en la provincia de Calca, entre Pisac y Urubamba, en el Valle Sagrado del Cusco. Una Comunidad históricamente agrícola que, desde hace 10 años, viene trabajando junto con sus miembros más jóvenes en un nuevo camino en su economía: la joyería.

El proyecto de la Asociación de Jóvenes Imperio Urco empezó en el año 2011 con la idea de darle a los jóvenes de la Comunidad algunas herramientas de trabajo y a la vez, la oportunidad de generar algunos ingresos propios. Así, al ver la estratégica ubicación que tenían, decidieron crear un espacio donde los jóvenes pudieran aprender a hacer bisutería y venderlas a los turistas que los visitaran, así como en algunos mercados y comercios cercanos, pero con una particularidad: utilizarían incrustaciones de semillas y productos de la zona para decorar sus obras. Así, articularían la tradición de su historia como Comunidad con las nuevas técnicas. Si bien inicio eran productos más rústicos, con el tiempo decidieron dar un gran salto: usar plata 950 y dar así inicio a la joyería.

El camino no fue fácil y si bien tuvieron algunos altibajos, al día de hoy han sido merecedores de distintos premios al emprendimiento en la Región y son 18 los jóvenes que forman parte de este proyecto, quienes no sólo aprenden las técnicas de fabricación de los productos, sino que además reciben apoyo emocional para el fortalecimiento de su personalidad y vinculación con su Comunidad. Parte del programa incluye la visita de profesionales para trabajar la autoestima, la recuperación de los valores, costumbres, danzas y tradiciones comunitarias, entre otros.

Parte del crecimiento personal que buscan con este proyecto es darle a cada joven la oportunidad de desempeñarse en el trabajo que optimice sus cualidades. Cada uno tiene distintos roles y funciones que han sido elegidos en función de sus capacidades y fortalezas y el resultado no sólo son productos de calidad sino un sistema que funciona de manera eficiente y sobre todo, con mucha armonía.

Normalmente, al visitar esta Comunidad, se podía conocer el taller de trabajo donde los viajeros aprendían algunas de las técnicas e incluso, podían trabajar alguna pieza de manera guiada para luego dar paso a la visita al Museo del Maíz y ver los productos terminados. Actualmente la primera parte ha sido cancelada dada la coyuntura sanitaria pero el visitante tiene aún acceso al Museo y la oportunidad de visitar los restos arqueológicos de la zona, donde se hacían antiguamente ceremonias al agua.

La Asociación de Jóvenes Imperio Urco le ha dado a los jóvenes de la zona no sólo la oportunidad de ayudar a la economía familiar, sino les ha abierto puertas a nuevas visiones de desarrollo, a querer seguir superándose, sin perder la conexión con sus raíces y tradiciones. Visitarlos no sólo supone aprender de su trabajo, sino sobre todo, de su fortaleza, visión y capacidad.

INFOTUR LATAM
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Valora este artículo
(0 votos)