COVID-19 seguirá afectando al transporte aéreo en el 2021, según Moody’s Destacado

La pandemia del COVID-19 seguirá afectando al transporte aéreo en el 2021, según las previsiones de Moody’s, que mantiene una perspectiva negativa para las aerolíneas a nivel mundial, con unas pérdidas operativas de US$ 20,000 millones en el próximo ejercicio.

El marcado aumento de las infecciones por coronavirus desde setiembre y las nuevas restricciones de viaje, particularmente en Europa y Reino Unido, reducirán el número de viajes, de acuerdo con un informe de Moody’s.

Las ganancias operativas de las aerolíneas se acercarán a los US$ 6,000 millones en el 2022, frente a los US$ 29,000 millones del 2019, tras una pérdidas proyectadas de alrededor de US$ 20,000 millones en el 2021.

La liquidez de la mayoría de las aerolíneas será suficiente para cumplir con sus obligaciones, siempre que las vacunas sean aprobadas para fines del 2021 e impulsen una recuperación sostenida de la demanda.

La capacidad se reducirá en una media de 60% en el 2021 respecto a la del 2019 y se espera que crezca el año que viene más rápido en Estados Unidos, Australia, América Latina y Asia que en los mercados europeos.

En el mejor escenario de recuperación de Moody’s, la capacidad del 2021 se reducirá en un 50% en comparación con el 2019, con las vacunas disponibles en la primera mitad del año.

Se producirá una mayor competencia de precios hasta el 2021 en diversos grados a medida que las aerolíneas desplieguen el exceso de capacidad de aviones, principalmente en rutas nacionales.

Sin embargo, a su juicio, la industria no abandonará la estrategia mayoritariamente uniforme de obtener rendimientos aceptables sobre el capital, una vez que se produzca la recuperación de la demanda.

Los ingresos de las aerolíneas caerán casi 70% en el 2020, para recuperarse en el 2021 a aproximadamente el 50% del nivel del 2019.

Los márgenes operativos pasarán a ser positivos en el 2022, después de ser menos negativos en el 2021 en comparación con el 2020.

Adaptar la capacidad al nivel de demanda y reducir los costes seguirán siendo prioridades mientras las empresas esperan el regreso de los clientes.

Con perspectivas limitadas de una fuerte inflexión en la demanda de viajes en el 2021, a menos que los países levanten las restricciones de la cuarentena, mantener una cobertura extendida del consumo diario de efectivo seguirá siendo primordial para sobrevivir a la espera de las vacuna, ha destacado Moody’s.

Las aerolíneas tendrán mayores saldos de deuda, apalancamiento financiero y carga de intereses hasta al menos el 2023 y el próximo año pondrá a prueba la fortaleza de los operadores con menor liquidez.

Fuente: EFE

Valora este artículo
(0 votos)
© 2017 Infotur Perú. Todos los Derechos Reservados por GLOBALTEX PUBLICIDAD SAC

Solución web por Pumahostweb