Imprimir esta página

Desalojan a personas que invadieron el Sitio Arqueológico de Vichama en Végueta - Huaura Destacado

Tras una rápida acción la Zona Arqueológica Caral (ZAC), Unidad Ejecutora 003 del Ministerio de Cultura, con el apoyo de la Policía Nacional del Perú (PNP), desalojó a dos personas que habían invadido el sitio arqueológico Vichama, declarado Patrimonio Cultural de la Nación, ubicado en el distrito de Végueta, provincia de Huaura, Región Lima.

En pleno aislamiento social obligatorio, las personas identificadas como Yhon Rodríguez Caurino y Yulisa Maza Melgarejo, apoyados por otras personas, realizaron profundas excavaciones para plantar más de 30 postes de madera y armar un cerco con esteras, dañando de manera grave e irreparable el patrimonio arqueológico, en un área de 300 metros cuadrados en el lado este al interior de la poligonal del sitio arqueológico, colindante con el centro poblado La Perlita.

El espacio afectado ha sido calificado como “Potencial Alto”, por poseer evidencias arqueológicas importantes y cualidades únicas. Siguiendo los protocolos de la ZAC para situaciones ilegales que alteran y destruyen los sitios arqueológicos, los profesionales de la sede Vichama y Asesoría Jurídica, solicitaron apoyo al Jefe de la División Policial de Huacho, coronel PNP, Luis Alberto Pérez Rentería y al comisario de Végueta, mayor PNP Wenceslao Soria Salinas, para efectuar el desalojo inmediato de las personas antes mencionadas.

Esto, en cumplimiento del Decreto Legislativo N° 1467 del 23 de abril 2020, que en el artículo 2, inciso 2.1, señala: “La Policía Nacional del Perú, en coordinación con el Ministerio de Cultura, debe repeler todo tipo de invasiones u ocupaciones ilegales que se cometan durante la vigencia del estado de emergencia dispuesto en el marco de la Emergencia Sanitaria a nivel nacional, en los predios y/o bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación (…)”.

De este modo, la Zona Arqueológica Caral evitó que estas personas continúen con la intención de ocupar ese terreno, retirando los postes de madera y esteras que habían colocado dentro del espacio intangible de este importante asentamiento arqueológico, de 3800 años de antigüedad.

El centro urbano de Vichama fue construido sobre una terraza eriaza y laderas del cerro Halconcillo, por encima de los campos agrícolas que se extienden a lo largo y ancho de la sección inferior, margen derecha, del río Huaura.

Entre los hallazgos realizados destacan casi 40 relieves escultóricos que han sido vinculados a un cambio climático que ocasionó crisis y colapso en la sociedad de la Civilización Caral, como en los centros urbanos del norte de Mesopotamia, por lo que tuvieron que abandonarlos por la falta de agua, de producción agrícola y escases de alimentos. Estos relieves representaron los efectos de la hambruna y la muerte de sus habitantes. Registros para que el colectivo social los tuviera presente y mitigara los efectos frente a otro fenómeno climático. También se han recuperado esculturas polícromas de arcilla no cocida, una de ellas representando a una mujer de alto rango revelándose el empoderamiento de la mujer en la sociedad de Vichama.

DATOS

Este atentado se suma a la denuncia realizada días atrás, ante la Comisaría de Supe y el Ministerio Público, sobre daño grave al patrimonio arqueológico monumental de la Ciudad Sagrada de Caral. Estamos a la espera del resultado de las investigaciones y las sanciones correspondientes a los que resulten responsables y su inmediato retiro de la propiedad del Ministerio de Cultura como se hizo en Vichama

La Zona Arqueológica Caral viene acatando la medida de aislamiento social obligatorio, dispuesta por el Gobierno, para evitar la propagación del coronavirus. El personal, se encuentra laborando bajo la modalidad de trabajo remoto, y un reducido número de trabajadores, cumpliendo las medidas de salubridad, realiza actividades orientadas a la protección de los sitios arqueológicos.

Valora este artículo
(0 votos)