Imprimir esta página

Portugal inicia su apertura al turismo Destacado

Al igual que otros países europeos, Portugal ha iniciado el proceso de desescalada de las medidas restrictivas aplicadas con el fin de detener la propagación del coronavirus. Con cerca de 30.000 casos confirmados y aproximadamente 1.200 muertes, la nación lusa es una de las menos afectadas por la pandemia.

En el país vecino ya se puede ir a restaurantes, cafés, pastelerías, terrazas, museos, monumentos, galerías de arte, centros interpretativos, palacios e iglesias y establecimientos comerciales de hasta 400 metros cuadrados. Asimismo, el próximo 6 de junio reabrirán sus playas, eso sí para un número limitado de bañistas y tomando las medidas correspondientes para que se respeten las distancias de seguridad.

Toda la información sobre las playas portuguesas aptas para el baño, su equipamiento o la calidad de sus aguas se puede consultar a través de la app Info Praia, desarrollada por la Agencia Portuguesa do Ambiente. Entre otras funcionalidades, se pueden seleccionar las playas favoritas y recibir notificaciones.

Ventajas competitivas

Portugal mantiene abiertas las fronteras aéreas con los países de la Unión Europea, a excepción de España e Italia, así como con Reino Unido, Noruega, Islandia, Liechtenstein, Suiza, Emiratos Árabes Unidos, Canadá, Venezuela, Sudáfrica, Brasil y el resto de países en los que la lengua oficial es el portugués. Sin embargo, sí que existen limitaciones en el tráfico aéreo habitual debido a la reducción de vuelos, de los que se espera su restablecimiento gradual.

Además, a diferencia de España, el país luso no requiere a aquellos que llegan del extranjero que se sometan a una cuarentena de dos semanas, con la excepción del archipiélago de Madeira hasta el 1 de julio.

‘Clean & Safe’

Con el fin de continuar garantizando la confianza de todos en el destino turístico y en la oferta nacional, Turismo de Portugal creó el sello 'Clean & Safe' que distingue las actividades turísticas que aseguran el cumplimiento de requisitos de higiene y de limpieza para la prevención y control del Covid-19 y otras posibles infecciones de acuerdo con las recomendaciones de la Dirección General de la Salud. Este sello cubre toda la cadena de valor del turismo, incluyendo, hoteles, alojamientos locales, empresas de animación turística y restauración, que en paralelo implementaron protocolos específicos para diferentes tipos de servicios. Cerca de 4.000 empresas ya se han adherido.

“Resultados muy positivos”

Esta es la segunda fase de la apertura gradual y controlada, después de que el pasado 4 de mayo abrieran sus puertas los comercios locales, las librerías, las peluquerías, los centros de belleza, las bibliotecas, las actividades náuticas, los campos de golf, los taxis, los coches de alquiler y algunos servicios públicos y transportes. Desde las autoridades destacan que esa primera fase tuvo “resultados muy positivos”, ya que la curva de los efectos de la pandemia mantuvo una tendencia descendiente.

No obstante, en la nación lusa se mantienen aún medidas como el uso obligatorio de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia mínima de dos metros entre personas, la higienización frecuente de las manos de empleados, visitantes o clientes, así como de las superficies y espacios, en las que existe limitación de su aforo. En los restaurantes y establecimientos similares, la ventilación y renovación frecuente del aire son aspectos prioritarios y los elementos decorativos se eliminan de las mesas. Se aconseja también la reserva anticipada del lugar y los pagos deben realizarse preferentemente con contactless.

Valora este artículo
(0 votos)