Imprimir esta página

Más de 2,200 cusqueños fueron trasladados desde otras regiones a su lugar de origen Destacado

Más de 2,200 cusqueños varados en diferentes regiones y que decidieron retornar a sus provincias fueron beneficiados con vuelos y buses de transporte humanitario durante el estado de emergencia nacional, confirmó hoy el gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente García.

Las labores para concretar el regreso de las personas que salieron de su zona habitual por motivos de salud, trabajo o turismo, comenzaron el 4 de abril; así como se logró traerlos a sus hogares, también se consiguió trasladar a más de 8,000 turistas de todo el mundo y a un aproximado de 1,500 nacionales desde Cusco hacia Lima.

En esta acción fueron importantes los trámites efectuados por el Ministerio de Relaciones Exteriores con consulados y embajadas. Las salidas de extranjeros fueron vía terrestre y aérea hasta hace un par de semanas.

El gobernador regional reportó que hasta el momento se ha invertido más de 2.2 millones de soles en traslados y repatriaciones. Estimó que el gasto por las dos semanas de cuarentena es de 1,000 soles por persona. “Si todavía nos falta traer a 5,000 o 6,000 cusqueños se necesitan 6 millones”, estimó.

Refirió, además, que la capacidad de gestión primó y se coordinó con entidades privadas, como mineras, para que los vuelos que ingresaran a Cusco lo hicieran con cusqueños; de la misma manera, se consiguió que los buses partieran de Cusco para rescatar a los connacionales que estaban en las carreteras.

Señaló que el traslado de cusqueños continúa y cada vez los compromete más debido a que 15,000 personas se inscribieron en la plataforma Ayni para retornar a la ciudad y sus provincias. Los solicitantes acceden a firmar una declaración jurada, pasar por control sanitario y cumplir con el aislamiento por 14 días, recordó.

De no acatar estos compromisos, dijo, se presentarán denuncias penales, administrativas y civiles. “Hemos pedido a la Fiscalía y Prefectura que respalden el fiel cumplimento de las declaratorias, porque de lo contrario los retornantes estarían poniendo en peligro la salud de sus propias familias y la colectividad. Hay que ser conscientes, así como es innegable abrirles la puerta para que vuelvan a su región”, enfatizó.

Para evitar contagios, más aún con el ingreso de personas de manera informal a provincias (no se tiene una cifra precisa), se concretaron acuerdos con los alcaldes para que cumplan la cuarentena en instituciones educativas o albergues, sostuvo.

Igualmente, para aislarlos en Cusco se habilitó el estadio Inca Garcilaso de la Vega, con capacidad para 600 personas y el instituto Túpac Amaru para 300, donde todavía permanecen. Aquí se les entrega camas, frazadas y alimentos. La autoridad regional afirmó que hay buena voluntad pese a la precariedad.

De igual modo, hay hospedajes adonde se traslada a personas en estado de vulnerabilidad, como mujeres y niños. En el estadio Garcilaso se encuentran 200 personas cumpliendo la cuarentena, con todos los servicios de alimentación, higiene y limpieza.

Benavente García presentó una propuesta de ordenanza que tome como “sospechosos” de covid-19 a quienes lleguen de departamentos que estén en fase 3 a 4 de la pandemia. La cuarentena la podrían cumplir en hoteles o en sus hogares, de acuerdo con el riesgo, pero con permanente control.

Fuente: Andina

Valora este artículo
(0 votos)